Harry Eckman, premio Nobel de los gatos: “Mi gato me adoptó a mí”

harry eckman and cat inoxTWIITEREVA SAN MARTÍN. Harry Eckman es un chico de gatos con mucho gancho. Este inglés y Premio Internacional de Bienestar Felino (el Nobel Gatuno) es capaz de mantener calladas a 300 personas durante una hora mientras habla de felinos y que sólo rompan el silencio para reír a mandíbula abierta con sus chistes (lo hizo en la Jornada Europea Felina). Cofundador de Change for Animals Foundation y técnicamente “un humano adoptado por su gato Inox”, Harry cuida de los gatos callejeros por todo el mundo. Aquí nos cuenta cómo conoció a su gato Inox y cuáles son sus talentos felinos ocultos, cómo cambió su trabajo de pastelero para dedicarse a la protección de los gatos. ¡Y por qué ha perdido la batalla por su trozo de la cama!

*****

Inox es técnicamente el gato de mi mujer. Él estaba en casa antes de que yo llegara, así que yo soy el que fui adoptado por Inox, y no al revés.

Inox, el gato de Harry Eckman

Inox, el gato que adoptó a Harry Eckman, premio Nobel gatuno de 2016

Inox es un hermoso gato gris de seis años, con una personalidad más parecida a la de un perro que a la de un gato. Le tiras cosas y las persigue, las recoge y te las trae de vuelta. O puedes jugar al tira y afloja con él. Es un gato muy amigable e interactivo.

Harry Eckman

“¿Quién quiere trabajar pudiendo jugar conmigo y este juguete peludo”, pregunta Inox .

Su talento gatuno especial es sin duda su habilidad para jugar. Inox además es muy hablador: si estoy trabajando y decide que quiere jugar, coge su ratón, me lo tira al pie y maúlla hasta que lo cojo y se lo lanzo. ¡Me hace reír todo el tiempo!

Inox y Violeta, perro y gato de Harry Eckman

“Ey, esta de atrás es Violeta: no es una gatita, pero también es mi amiga!”

¿Cómo empecé a trabajar con gatos? Fue hace 19 años en Reino Unido. Antes era chef de pastelería en la panadería de mi familia, ¡una tarea que no tenía nada que ver con los felinos! Pero el trabajo no me apasionaba y quería cambiar. Vi una oferta de empleo en una protectora de animales. Fue una coincidencia, pero me di cuenta de qué era lo que realmente quería hacer.

¡Y aquí estoy 19 años después! Trabajo en diferentes proyectos gatunos por todo el mundo, en Asia, América y Europa, y soy cofundador de la asociación Change for Animal Foundation. Trato de mejorar la salud y calidad de vida de los gatos sin dueño, los felinos callejeros, con proyectos de Captura Esterilización y Suelta (CES), e implicando a las comunidades locales para ayudarles a cuidar mejor de sus gatos callejeros. ¡Y este año me han dado el Premio Internacional de Bienestar Felino!

gatos-praia-faro-portugal-5

gatos praia faro portugal

Dos de los gatos de Praia de Faro, en Portugal. ¡Pero qué guapos y felices están! / Change for Animals Foundation

Uno de los últimos proyectos gatunos ha sido en Praia de Faro, una pequeña península del sur de Portugal, con un bajo nivel económico, donde viven 200 gatos callejeros. Cuando llegamos hace cuatro años, los vecinos nos explicaron que no hacían nada por ayudar a los felinos porque sencillamente no tenían dinero.

(pssss, debajo tenéis un vídeo de los gatos de Praia de Faro, ¡grabado con drones)

gatos praia faro portugal

Gatos y humanos ahora trabajan pata con pata en Praia de Faro. /Change for Animals Foundation

Con la ayuda de la asociación local Animais de Rua (animales de la calle) hemos esterilizado y vacunado al 99% de ellos y conseguido alimento de calidad. Pero el gran logro ha sido el impacto del proyecto en los vecinos de Praia de Faro: no sólo ha cambiado la vida de los felinos sino también la de las personas.
gatos-praia-faro-portugal-4 gatos-praia-faro-portugal-2
¿La lección que he aprendido? Si realmente queremos lograr un cambio positivo y duradero para los gatos callejeros también tenemos que ayudar a la gente de la zona. Por eso, la clave del éxito de un programa de gestión de gatos callejeros es lograr involucrar a los vecinos, poner a la sociedad de nuestra parte. Los ayuntamientos tienen que hacer lo que sus ciudadanos dicen, por eso tenemos que movilizarnos, y la eutanasia nunca puede ser un método de control de comunidades felinas.

img_4087

“Harry…. mis bigotes me dicen que es la hora de la comida. Purrrrrr”

Pero volvamos a Inox, el simpático gato portugués que me ha adoptado. Porque no sólo jugamos, también dormimos juntos. ¿Quieres saber cómo nos repartimos la cama? Inox, por supuesto, tiene el espacio más grande. Después, mi mujer. ¡Y por último, yo!

harry eckman with cat

Harry con uno de los gatos de la calle a los que ha cambiado la vida.

 

Harry Eckman es cofundador de Change for animals, una ONG que ayuda a gatos y perros callejeros por todo el mundo. Si aún no conoces su trabajo, ¡no puedes dejar de visitar su web! También podéis seguirle en Twitter: @HarryEckman.

Espero que hayáis aprendido con Harry Eckman y disfrutado de él y de su trabajo tanto como yo. ¡Dejad vuestros comentarios! ¡Estamos deseando escucharos!

 

2 pensamientos en “Harry Eckman, premio Nobel de los gatos: “Mi gato me adoptó a mí”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *