¿Por qué los gatos adoran las cajas?

 

EVA SAN MARTÍN. LOS CIENTÍFICOS HAN RESUELTO EL MISTERIO FELINO MEJOR GUARDADO: ¿por qué los gatos adoran las cajas? Cuando decimos cajas, son cajas de todos los tamaños y condición: pequeñas y medianas, de zapatos o de huevos, de embalaje de electrodomésticos, de cartón arrugado, de cereales, la caja del súper… Y si no hagan la prueba: coloquen una caja vacía en mitad del salón y observen cómo su Felis sylvestris catus, transformado en un coronel peludo en misión de exploración urgente, se apodera de ella en un segundo.

El amor de los gatos por las cajas ha sido ampliamente documentado en Internet ¿Y quiénes somos nosotros para romper esta historia de amor?

La ciencia, por suerte, ha encontrado la respuesta (en realidad son varias) a este misterio felino: los gatos son cazadores que usan el camuflaje para sorprender a sus presas, un instinto que aún no ha perdido su gato doméstico. ¿Y acaso hay mejor escondite que una caja para atacar sin ser visto, o al que volver en caso de retirada?

Pero hay más: resulta que las cajas reducen el estrés de los gatos, enriquecen su entorno, les anima a jugar, les ayudan a calentarse y mejoran las relaciones con otros felinos con los que comparten la vida, dicen los etólogos. De hecho, si unimos todas las evidencias, los gatos no solo adoran las cajas: resulta, además, que las necesitan.

cajas y gatos, una historia de amor eterna

“¿Qué decís de mi último escondite descapotable y ultraequipado con cuatro paredes de cartón de último diseño?” #Billy, un gato sesudo orgulloso de su caja

El enigma de gatos y cajas

Espacios cerrados como cajas -pero también bolsos, cestas de la ropa y armarios- ofrecen refugio y seguridad a nuestro sesudo amigo de cuatro patas. No solo eso: pueden tener un impacto importante en su bienestar físico y mental.

Elena Carloni, etóloga de la Universidad de Bolonia, en Italia, y una de las mayores expertas en gatos de Europa, lo explica así: “Una caja de cartón ofrece a los felinos un escondite cuando no quieren ser molestados, por lo que reduce su ansiedad y mejora su salud”.

Carloni ha estudiado el estrés que sufren los gatos en los refugios de adopción, patología que debilita la salud del gato y acorta su esperanza de vida, y ha constatado cómo introducir cajas de cartón reduce este peligro de forma significativa. No solo eso: el gato adoptado se acostumbra antes a un hogar nuevo cuando hay una caja. También hay menos probabilidades de que reacciones de forma agresiva, por puro miedo, y está más interesados en interactuar con los humanos.

Esto tiene sentido cuando uno aprende que la primera reacción de un gato frente a una situación estresante es retroceder y esconderse. “Las cajas enriquecen el espacio donde viven los gatos, bajan los niveles de corticoides relacionados con la ansiedad y mejoran la calidad de vida del felino”, dice Carloni.

Ssshhh, cajas para gatos introvertidos

Los gatos no son buenos relaciones públicas: carecen de estrategias para afrontar los problemas y peleas con otros felinos. El motivo no debe extrañarnos. “Los gatos han pasado en poco tiempo de ser cazadores solitarios en la naturaleza a tener que convivir con otros gatos: sencillamente aún no tienen mecanismos para afrontar sus conflictos sociales”, añade Carloni.

Esto explica por qué el gato elude los encuentros problemáticos con otros felinos, siempre que puede: mira hacia otro lado y retrocede hasta desaparecer. “Las cajas mejoran así la relación de los distintos gatos que viven en casa: son un refugio donde esconderse, olvidarse de los problemas externos y encontrar la privacidad que todo gato feliz necesita”, coincide la etóloga Claudia Vinke, de la Universidad de Utrecht.

Pero, ¿son estas las únicas explicaciones del gran amor de los gatos por las cajas? No sé vosotros qué opináis, pero yo diría que la gata Maru no parece muy estresada…

La ley gatuna del “ahí entro yo”

Cada gato es distinto, impredecible. Aunque sí parece tener algo en común: el gusto por enrocarse en cajas y otros sitios raros y pequeños para descansar. Los hay que eligen las bolsas… (aquí Cooper)

“Humana: tu bolsa de Ikea ya no es TU bolsa de Ikea. Ahora es MI refugio favorito” #Cooper, #GatoSesudo y feliz. #Caturday is everywhen #BestMeow

Una foto publicada por EnElNombreDelGato.com (@enelnombredelgato) el

Los hay que prefieren los zapatos, cestas y hasta el lavabo…, (¿verdad Billy?)

La pregunta es: ¿hay algo más detrás de la determinación gatuna por ocupar espacios reducidos, además de su gusto por lo divertido y por las tonterías más refinadas? Los científicos dicen que sí: el frío.

Los mininos son frioleros por naturaleza. ¿Sabías que los gatos domésticos tienen su zona térmica de confort entre los 30ºC y los 36ºC? Este es el rango de temperatura cómodo para el felino, dentro del cual no necesitará generar calor para calentarse, concluye un estudio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de EE.UU. Si tenemos en cuenta que la temperatura de nuestras casas ronda los 22ºC, no es complicado entender por qué los gatos adoran repantigarse panza arriba junto a una ventana soleada.

Y al mismo tiempo, el frío explica por qué los gatos adoran enrollarse en pequeñas cajas y otros sitios de tamaño reducido: el cartón es un gran aislante térmico, que ayuda al gato a conservar su temperatura corporal. La estrategia del gato mejora cuando se enrosca: las formas redondeadas pierden menos calor que las alargadas.

Así que, misterio felino resuelto: las cajas son un buen aislante para los frioleros gatos, un lugar tranquilo, y también un escondite desde el que organizar emboscadas desde el que sorprender a los ruidosos humanos con los que comparten la vida. ¿O no?

¿Tu gato también siente atracción gravitatoria por las cajas? ¡Comparte tus fotos con el resto de la comunidad de humanos conscientes y gatos sesudos de EN EL NOMBRE DEL GATO! Puedes hacerlo en los comentarios, o través de Facebook o Twitter, con el hastag #GatosQueAmanCajas . ¡Estamos deseando saber de vosotros y de vuestros peludos compañeros de vida!



 

4 pensamientos en “¿Por qué los gatos adoran las cajas?

  1. Mi Miga

    Enhorabuena, Eva, por el post!!
    Por fin un estudio útil. Y una manera barata y eficaz de ayudar a mejorar relaciones felinas, reducir estrés y crear oportunidades para jugar en casas y refugios. Creemos además que el olor y la textura del cartón también juegan un papel importante en el atractivo de la cajas… muchos gatos las mordisquean y/o arañan…
    Saludos felinos!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *