10 trucos para cuidar al gato en invierno (que todo humano necesita conocer)

trucos gatos invierno

“Camas térmicas y hamacas gatunas para el radiador nos ayudan a los gatos a estar calientes en invierno, pero también nos gustan los refugios en cajas de cartón y otros divertidos recursos caseros contra el frío. Purrrr”. Billy

TWIITEREVA SAN MARTÍN. ¡Qué frío! Si vives con gatos, ya habrás notado que en invierno tu felino reclama a ronroneo limpio el sitio más cercano al radiador, ocupa la manta más lanuda de casa y pasa horas persiguiendo el escaso sol que entra por la ventana.

Los gatos, como las personas, sufren los efectos del frío y les gusta estar calientes. Aquí tienes 10 trucos para cuidar a tu gato este invierno, que todo humano necesita conocer. Cooper, Billy, Martes y Cabo comparten los secretos peludos mejor guardados: desde usar camas calefactoras para gatos, hamacas gatunas para el radiador, crear refugios calientes con ayuda de cajas de cartón, transformar tu mesa de trabajo en un lugar más gatuno, disfrutar de la nieve con seguridad, utilizar juegos gatunos contra el frío y no olvidarte de los felinos que viven en la calle.

gatos sol

“Las 11.30 de la mañana, humana. ¡Hora de mi croqueta peluda prreferida en invierno”. Martes

1. Gatos con frío: exprime el sol  

Si quieres saber qué hora es…. ¡mira dónde duerme tu gato! Esta máxima peluda es válida durante todo el año, pero toma mayor importancia si cabe con el frío. La misión peluda del invierno por antonomasia es buscar el sol. Y la recompensa, bigotuda: sestear en el rincón más caliente de casa.

Para ayudar a tus mininos en esta tarea, abre las cortinas para que entre el sol durante el día y coloca camas gatunas junto a las ventanas soleadas de casa (cuantas más, mejor). También puedes situar los árboles rascadores felinos en zonas luminosas y calientes.

gatos ventanas

“Ey bichito, que te he visto”, Cooper

2. Camas térmicas para gatos requetecalientes, ¡miauu!

Las camas para gatos pueden ser térmicas o calefactoras, que emanan calor gracias a circuitos seguros. El funcionamiento de estas camas es similar al de las mantas eléctricas que usamos los humanos, y vienen en distintos formatos: las hay desde con forma de cueva (¡qué gustito peludo, purrrr!) y camas rosquilla térmicas para mininos.

Los felinos suelen disfrutar de las camas con extremos levantados, donde pueden apoyar su espalda y sentirse seguros. Lo importante es tener en cuenta las preferencias de tu minino antes de lanzarte a comprar. Los gatos mayores o con artritis disfrutan de forma especial estas camas: aunque este calor no penetra en las articulaciones (no cura la enfermedad), la mayoría de los mininos disfrutan a pata suelta de enroscarse en una cama térmica.

Y entre tanto ronroneo, la seguridad es lo más importante. Asegúrate de que la temperatura de la cama térmica no supere la del gato. Las más seguras son aquellas que recuperan la temperatura ambiental cuando el gato baja de ellas. No obstante, ten cuidado: los accidentes ocurren, así que evita las camas térmicas no seguras o encendidas a temperaturas demasiado elevadas. El consejo es colocar siempre encima una manta gruesa adicional, que proteja al gato de posibles quemaduras. Y buscar una cama que puedas lavar con facilidad.

¡Ah! Y evita la opción de enrollar una manta eléctrica humana en toallas o mantas, ya que la posibilidad de accidente es alta.

hamacas gatos

“Los amigos peludos compartimos la hamaca caliente del salón…. qué gustito”. Billy y Cooper

3. Hamacas gatunas para el radiador

¿Hay algún sitio de la casa libre de no convertirse en la cama preferida del gato? Ninguno si cumple dos requisitos de bigotes: ser caliente y estar protegido. Los felinos necesitan varias camas en casa, colocadas en sitios diferentes. Y la hamaca para radiador es una genial si a tu felino le gusta dormir en las alturas, ¡Además es requetecalentita para el invierno!

En casa no hay duda bigotuda: es encender los radiadores y la hamaca felina tarda en ocuparse un minuto. No sólo eso: Cooper y Billy disfrutan de siestas en compañía en la hamaca.

Si vives con gatos mayores o con artritis, recuerda que el frío agarrota sus articulaciones y puede causar molestias. Así que ayúdale a llegar a las camas en altura. ¿Por qué no colocas un taburete, silla o mueble cerca que le haga las veces de escalera?

gatos cajas

“A palabras necias, oídos peludos, purrrrrrrrrr”. Billy.

4. Cajas de cartón para gatos y otras camas caseras

Aunque decidas no comprar una cama calefactora para el gato, es importante ofrecerle diversos sitios mullidos y calientes donde descansar en invierno. Estas opciones facilitarán a tu minino la tarea de enroscarse y quedar lejos del frío del suelo. Cuanto más separemos la cama del gato del suelo, más caliente estará, y también más protegido de las corrientes de aire.

Las camas para gatos en altura funcionan: en casa, además, las lleno de mantas gatunas para deleite de mis sesudos compañeros de vida. Pero también sirve una caja de cartón rellena de mantas y cojines. Si tu gato es mayor o no se mueve con tanta facilidad como antes, recuerda quitar uno de los lados de la caja o recortar un lateral para que llegue mejor. ¡Será una cama purrfecta y muy divertida para tu felino!

**Aprende por qué los gatos adoran las cajas.

¿Más ideas caseras y peludas? Revuelve tu cama, coloca mantas de lana estratégicamente sobre el cochón y deja a su disposición el edredón para que el minino se enrosque, lo use como cueva o se cubra con él a su antojo felino.

Si sueles bajar la temperatura del termostato cuando estás fuera de casa o antes de dormir, asegúrate antes de que tus mininos tienen refugios calientes suficientes para estar calientes o sube la calefacción al menos hasta el punto de quitar el frío de casa.

gatos trabajar

“Una oficina peluda es una oficina purrrfecta”. Martes

5. Trabajar con gatos: lámparas purrfectas

Una idea sencilla que ayuda a los gatos a mantenerse calientes en invierno es usar una  lámpara o flexo de mesa. Lo tengo comprobado: cuando enciendo la luz del escritorio de noche para trabajar, no tarda en aparecer algún bigotudo al calorcito. Purrrrr.

Una idea divertida para hacer tu mesa de trabajo más gatuna es colocar un cojín o una cama felina bajo la luz de forma estratégica. El mismo consejo sirve para reproducirlo en otras zonas. Pero ten cuidado de que no esté demasiado cerca y supervisa siempre la lámpara para evitar accidentes, ¡y que tus amigos no se quemen los bigotes!

img_20161201_162855_resized_20161224_045744558

“Miauvenidos a mi cueva peluda”. Billy

bolsas gatos

“Este túnel bólido me lo ha hecho humana con una bolsa de papel, ¿te gusta?” Cabo

6. Juegos gatunos contra el frío

No dejes que tu sesudo minino se transforme en una aburrida patata peluda que dormita día y noche en el sofá: usa juguetes para estimular su cuerpo y mente. La actividad física le ayudará además a mantenerse caliente durante el invierno.

Ofrécele nuevas zonas de rascado: ¿por qué no rodeas de cuerda de pita una nueva pata de la mesa del salón? No descuides sus sesiones de juego interactivo contigo, con juguetes anudados en cañas de pescar. Y despierta el explorador bigotudo que lleva dentro: esconde sus ratones y bolitas de comida preferidas en distintos sitios de la casa para animarle a encontrarlos.

¿Más ideas? Ofrécele algunas cajas de cartón adicionales para que pueda esconderse, y crea divertidos túneles con bolsas de papel donde tus felinos puedan urdir emboscadas y jugar. ¿El truco para que no se colapse? Enrosca los extremos, para proporcionar rigidez a la bolsa y que no ceda. Y  no te olvides de hablar con tu minino: ¡tus palabras cariñosas les encantan y le ponen feliz!

cabo-cama 7. ¿Cómo alimento al gato en invierno?

¿Sabías que el frío puede despertar el apetito felino?  “Uno de cada cuatro gatos come más en invierno”, explica la veterinaria Elaine Pendlebury, que ha conducido un estudio sobre los efectos del invierno en el humor y hábitos de los gatos.

No descuides la comida del gato, y vigila que tu amigo coma de forma equilibrada. Tanto el ejercicio como una dieta sana despertarán el ánimo de los gatos.

**Aquí tienes divertidas recetas caseras para gatos.

8. ¿A los gatos les gusta la nieve?

La nieve transforma una terraza conocida en un nuevo lugar que explorar, rebosante de nuevas marcas, escondites desconocidos y olores por descubrir. Si tu gato va a ver la nieve por primera vez, la disfrutará mejor si le dejas andar por una zona nevada segura, cerrada, sin peligros (como un jardín) y siempre bajo supervisión humana, como Cooper en esta foto de hace 6 años.

El arnés y la correa son dos aliados imprescindibles si sales al jardín: tu minino puede explorar sin peligro de pérdidas. (Pssss: ¿aún no conoces a Jesper, el gato que esquía?)

9. Sótano y tendedero no son sitios gatunos

No es extraño ver humanos que colocan el arenero de los gatos en el garaje o en el tendero, lugares fríos y llenos de corrientes de aire. Pues no, querida gente consciente: estos sitios no son nada gatunos. Un felino mayor o friolero no se sentirá bien cuando necesite ir al WC. ¿Por qué no encontrar un sitio caliente donde tu minino pueda hacer sus peludos asuntos sin enfriarse?

gatos calle

10. Ayuda a los gatos que viven en la calle este invierno

No todos los gatos tienen la suerte de tu querido minino. Miles de gatos viven en la calle, y ahí fuera hace mucho frío. Además de considerar adoptar un gato sin hogar, ¿por qué no les ayudas y construyes un refugio caliente para gatos? La alimentación también es importante: el frío explica que necesiten comer más durante estos meses.

Los gatos callejeros buscan refugio en el motor de los coches. Así que recuerda golpear el capó antes de arrancar, ¡puedes salvar más de una vida! Y sobre todo, acude a tu ayuntamiento y ponte en contacto con las asociaciones gatunas de tu barrio para que arranquen programas integrales de protección de los gatos: aprende qué es el CES y otras 6 respuestas para ayudar a los gatos de la calle.

¿Y tú? ¿Qué otros trucos calientes tienes para tus mininos en invierno? Cuéntanos aquí o únete a nuestra comunidad de gatos sesudos y humanos conscientes en Facebook ¡Estamos deseando conocerlos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *